miércoles, 9 de agosto de 2017

Lista de Material Escolar para el próximo curso.

              Cuando llegamos al cole en septiembre, después de saludos, abrazos y presentaciones a los nuevos y nuevas compañeras, el siguiente paso es irnos de cabeza a nuestra nueva aula, como es mi caso el próximo curso y hacer una imagen mental de cómo convertir la clase en nuestra.

           Pero como eso nos llevará bastante tiempo, si no hemos dejado en el tablón la lista de libros y material fungible, ese es el momento. Así mientras las familias preparan las mochilas con algunas cosillas que nos ayudarán para llenarla de aprendizajes, creatividad, ilusión, aventuras y momentos felices, nosotras podremos poner a punto la clase para recibirlos.


Cada curso, cole y maestro/a tenemos necesidades diferentes, así que aunque le echemos un ojo a lo que pedimos otros años, vamos modificándola según lo que nos quede de otros cursos y de las propuestas que tengamos en mente. Está claro, que durante el curso iremos reponiendo.

En mi cole nos funciona muy bien la “Cooperativa” porque las familias se ahorran bastante dinero a la larga aprovechamos mejor el material. Porque hay cosas que sí necesitamos uno por niño/a, pero muchas otras se comparten e incluso no todos a la vez lo usan y podemos prescindir de cantidades grandes.
Los papás y las mamás ponen una cantidad de dinero (unos 10€) a principio de curso y la madre delegada se encarga de administrarlo y comprar lo que vamos necesitando. A lo largo del curso si es necesario, se vuelve a poner una cantidad acordada. 

En mi lista de material fungible estos serían mis “imprescindibles”:

En cuanto a lápices, pedimos siempre los de la marca STAEDTLER Triplus, grueso en 3 años y fino en 4 y 5 años. Los de toda la vida, los negros y amarillos. Y es que la calidad se nota, la mina no se suele partir y gracias a su forma triangular mejora y facilita su sujeción, algo que le trae de cabeza a más de uno en esta etapa. 




Staedtler tiene una amplia gama de lápices de colores con esta forma por si os interesa. 





       En mi lista de material, lógicamente no pueden faltar las gomas de borrar. En más de una ocasión me han preguntado algunas maestras si yo les dejo las gomas para que se borren ellos mismos. La respuesta es SÍ. Está claro que es una experiencia mágica lo de hacer desaparecer algo que he escrito y ese olor a goma… y que muchas veces solo borran por eso, incluso cuando no hace falta borrar… pero es que si tenemos claro que tienen que aprender por ellos mismos, que el error es un paso importante… tendremos que dejarles que se auto corrijan ¿no? Ya cada uno que vea cómo gestionar el buen uso de las gomas de borrar.

      Con los sacapuntas pasa lo mismo, algunos y algunas sacan más punta de la cuenta por tener demasiado afilado el lápiz o por darse un paseito y se nos hace chiquitito antes de la cuenta. Pero es que el mecanismo que conlleva sacar punta es muy rico para perder esta oportunidad de control de sus posibilidades manipulativas.

Creo que los pegamentos de barra  son lo que más se gasta en mi clase. Eso que los usamos grandes. Además de la cola blanca que la pido de litro.

En cuanto a colores, cuanta más variedad mejor. Yo se los ofrezco para compartir en cada equipo y todos los colores mezclados para que elijan el que quieran usar y no les quito ningún color, con esto me refiero al negro. Es cierto que a veces tapan sus propias creaciones, pero eso tienen que aprenderlo haciéndolo, aunque le podamos dar consejos.

Así pues en clase no faltan las ceras duras (gruesas en 3 años), ceras blandas (ya sé que manchan, pero cubren tan fácilmente, a los/las niños/as les encanta y el resultado es fantástico) rotuladores finos y gruesos para según la necesidad, témperas o pintura de dedos y acuarelas.

Las tijeras, pinceles, punzones y alfombrillas, son un básico que solemos aprovechar para el ciclo entero.

Tan básico como la plastilina en Educación Infantil. La compramos grandes y de varios colores… que con el tiempo se van convirtiendo en colores nuevos, hasta llegar al marrón verdoso grisáceo que todos y todas conocemos.

Al igual que los colores, la variedad de tipos de papel es amplia: 
  • Folios de colores pastel y fluorescente, que utilizamos sobre todo para escribir carteles para nuestros mapas conceptuales y para realizar soportes (fichas).
  • Cartulinas de colores tamaño folio (A4)
  • Cartulinas grandes.
  • Cuadernos de diferentes tipos de papel: seda, celofán, charol.
  • Papel continuo de diferentes colores.
  • En el Ikea venden un rollo de papel continuo con un tamaño muy majo que utilizo sobre todo para dibujar mientras cuento un cuento.
  • Un paquete de folios de 500. El 80% de los soportes los creamos nosotros.
 


Dejé de pedir los fastener para encuadernar los trabajos cuando descubrí la mega grapadora que puede con todos los folios del proyecto. Y materiales como los encuadernadores, lana, gomets (los de rollo) y demás, lo voy pidiendo según voy necesitando porque voy acumulando de otros años.

Y en vuestras listas de material para el curso 2017/2018 ¿qué no puede faltar?



#AventuraEscolarStaedtler

No hay comentarios:

Publicar un comentario